Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

En 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia con el fin de lograr su acceso y participación plena y equitativa en la ciencia.

Aunque hoy el acceso a una carrera científica es igual, en realidad todavía son pocas las mujeres que se deciden por estudios en ciencia o tecnología, entre otras cosas por la falta de referentes y su falta de visibilidad. Son varios los ejemplos de grandes científicas que no han recibido ningún reconocimiento por sus logros y no suelen aparecer en libros de texto.

Nosotras como Técnicos Superiores Sanitarios también hacemos ciencia porque nos hemos tenido que formar en materias como anatomía y fisiopatología, biología molecular, tecnología electrónica, microbiología, higiene alimentaria, sistemas de información, codificación y explotación de datos, epidemiología, fundamentos físicos y radiofarmacia, bioquímica e inmunología, tecnología industrial y biomecánica, diseño funcional, restauraciones y estructuras, protección radiológica y dosimetría física y clínica, productos químicos, contaminación y residuos sólidos, dependiendo de nuestra especialidad.

Hoy vamos a rescatar a algunas de nuestras referentes, no están todas pero todas ellas tienen su actividad relacionada con nuestras especialidades.

La anatomopatóloga Elizabeth Stern fue una de las primeras personas en especializarse en citopatología. Sus estudios sobre los cánceres de cuello uterino han ayudado a que esta enfermedad se diagnostique con mayor facilidad y su tratamiento se aborde con mayor eficacia.

La ingeniera electrónica Ingeborg Hochmair-Desoyer participó en la creación del primer implante coclear microelectrónico multicanal del mundo y ha desarrollado muchos de los primeros productos y soluciones para satisfacer la demanda de pacientes y cirujanos para un amplio espectro de indicaciones de pérdida de la audición.

Harriette Chick, microbióloga y nutricionista que ayudó a entender cómo el uso de desinfectantes podía utilizarse de forma segura y eficaz para potabilizar el agua. También descubrió que la desnutrición, y no una infección, es la que causa el raquitismo. En colaboración con otras dos científicas, Margaret Hume y Elsie Dalywell, catalogó una extensa lista de enfermedades causadas por la malnutrición, como el escorbuto, el raquitismo, la xeroftalmia en los niños y la osteomalacia en los ancianos.

Nelly Leon-Chisen, figura relevante en el estudio de la Clasificación Internacional de Enfermedades 10ª revisión, CIE-10. Es directora de codificación y clasificación en la Asociación Americana de Hospitales (AHA), donde es responsable de la dirección y gestión general de la Oficina Central de la cámara de compensación oficial de los Estados Unidos sobre elementos de datos de codificación, secuenciación y generación de informes.

La primera mujer que habla de la higiene oral fue Hildegarda de Bingen en el Causae et curae pero fue Irene E.Newman la primera higienista bucodental, aprendiendo sobre la limpieza dental y tratamientos preventivos en niños y pionera en profilaxis oral.

Una de las mayores impulsoras de la expansión de la radiología fue Marie Curie pionera en el estudio de las radiaciones, quien durante la I Guerra Mundial instaló aparatos de rayos X en un camión Renault y sentó así las bases de las unidades móviles y fue pionera en la oncología radioterápica.

June Almeida comenzó a desarrollar nuevas técnicas de microscopía y a publicar algunos artículos científicos sobre estructuras víricas y quien a través de un microscopio electrónico vio por primera vez cómo eran los coronavirus en el año 1967.

Caroline Eichler fue una inventora, fabricante de instrumentos y diseñadora de prótesis alemana. En 1832 diseñó y construyó una pierna prótesis con articulación de rodilla, continuó el desarrollo de su prótesis, creando otra para una mano artificial. Esta fue la primera prótesis de miembro superior moderna y práctica.

El juego de dentaduras postizas completas más antiguo que se conoce fue fabricado por los japoneses. Se cree que la más antigua la realizó la sacerdotisa budista Nakaoka Tei en el Templo Ganjyoji, realizando previamente un molde de su dentadura en cera de abeja y tallando los dientes en una sola pieza de madera de boj pintada de negro que se mantenía en la boca mediante succión.

Edith Hinkley Quimby, pionera de radiofisica hospitalaria, fue pionera en el uso de elementos radiactivos en medicina y en el desarrollo de la protección frente a los efectos nocivos de la radiación, en el campo de la física médica. Estableció, por vez primera, los niveles de radiación que el cuerpo humano puede tolerar, pionera en la implantación de la vigilancia dosimétrica personal mediante el dosímetro individual de película. También pionera en Braquiterapia, Medicina Nuclear y en la gestión de residuos radiactivos.

Ellen Henrietta Swallow Richards, química y ecóloga americana pionera de la actual ingeniería medio ambiental. Fue una de las fundadoras de la higiene ambiental y es denominada la madre de la ingeniería ambiental por sus estudios sobre la calidad de las aguas en Massachusetts en 1870 desarrollando métodos que se utilizan aún en la actualidad.

Seguimos trabajando, actualizando técnicas y procesos e investigando para conseguir esa visibilidad que nos falta como mujeres y en nuestra profesión.

#NosotrasTambiénSomosCiencia