El 17 de septiembre se conmemora el Día Mundial de la Seguridad de los Pacientes, proclamado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para fomentar la seguridad en la atención de la salud de personas, así como priorizar este aspecto en la calidad del servicio prestado por los centros sanitarios.

Hoy en día, se contabilizan a nivel mundial muertes y daños a las personas a causa de la propia atención sanitaria, ya sea debido a errores, falta de inversión o por falta de una cultura de la seguridad de los pacientes. Los diagnósticos incorrectos o tardíos son una de las causas más frecuentes de daño a los pacientes. También las infecciones intrahospitalarias, evitables con una buena higiene de manos.

El tema para 2021 es la “Atención materna y neonatal segura”.
Con esta campaña se pretende divulgar la importancia de los cuidados seguros por parte de profesionales de la salud en centros asistenciales adecuados para así disminuir las cifras de muertes prenatales, maternas y neonatales.
Por suerte, la mayoría de estas pueden evitarse con cuidados seguros y de calidad por parte de profesionales de la salud especializados que trabajan en entornos propicios y solo puede lograrse mediante la colaboración de todas las partes interesadas.

El Día Mundial de la Seguridad del Paciente se estableció en 2019 con objeto de fomentar la colaboración de la población en la seguridad de la atención de salud y promover las acciones mundiales para mejorar la seguridad de los pacientes y reducir los daños que puedan afectarles.

Para los Técnicos Superiores Sanitarios los pacientes son lo más importante y con nuestro trabajo nos encargamos de que tengan un diagnóstico, seguimiento y tratamiento certero porque su seguridad es la nuestra. Como profesionales sanitarios debemos participar en el compromiso de una atención sanitaria de mayor calidad y más segura para los pacientes.

La atención sanitaria no debería causar daños a nadie.

#SeguridadDelPaciente
#ConTSSHayDiagnósticoYTratamiento